Pes678


Tapaculos o gallitos

 

El “Tapaculo o Gallito” es otro de los pescados consumidos habitualmente en nuestra zona. Gusta por la textura de su carne, fina y suave, así como por su sabor, rico y delicado.

Los tapaculos suelen estar presentes en la famosa ración de "pescao frito", acompañados entre otros de las acedias, los salmonetes, las pijotas, los boquerones, los choquitos, ..... Un abanico de ricos pescados, frescos, de tamaño medio y poca espina, recién fritos y crujientes. ¿Apetece?


Más detalles

Preparación

Generalmente se preparan fritos. Otra forma de prepararlos puede ser a la plancha, guisados,…

  • Para la fritura gaditana:

Para conseguir una buena fritura, recomendamos seguir los siguientes pasos:

Ingredientes: tapaculos o gallitos, sal, aceite para freír y harina de fritura.

  • Una vez eviscerados, los lavamos bien y les añadimos sal al gusto. 

  • En un sartén amplio ponemos aceite suficiente para que se sumerjan los tapaculos o gallitos. Esperamos a que el aceite esté bien caliente, sin que llegue a humear y, después de pasarlos por harina, los introducimos en pequeñas cantidades para que no baje la temperatura del aceite. Una vez cojan un aspecto dorado y firme los apartamos a una bandeja con papel absorbente.   

  • Servimos enseguida para que sostenga esa firmeza que conseguimos en la fritura.

Si lo deseas, puedes utilizar el aceite donde has frito los tapaculos o gallitos para freír otros pescados (chocos, acedías, pijotas, ......) o bien guardarlo, una vez filtrado, para un uso posterior.

Ficha Técnica

 

Tapaculos o gallitos

 

 

Orden

Pleuronectiforme

Familia

Citharidae

Tipo de Especie

Citharus linguatula

Tipo de artes

Enmalle o trasmallo, Arrastre,

Denominaciones locales por lonjas

Esta especie se conoce como  Tapaculo o gallito

 

 






Características morfológicas. El Tapaculo o Gallito es un pez plano. Cuerpo ovalado. Ojos en el lado izquierdo del cuerpo. Boca oblicua. Aleta dorsal con el origen delante del ojo superior. La línea lateral describe una pronunciada curva encima de la aleta pectoral. Coloración marrón claro en la cara ocular; blanco en la ventral; dos manchas negras en el pedúnculo caudal y pequeñas manchas más o menos equidistantes en la base de las aletas doral y anal. Hasta 30 cm de longitud.

Una  de las curiosidades de este pez radica en la distinción de sexo, ya que las hembras se caracterizan por tener los ojos juntos y los machos mucho más separados.

Se trata de un pescado sin grasa, y con poquísimas calorías por sí solo, por lo que resulta ideal para las dietas de control de peso, por supuesto siempre que se consuma cocido o a la plancha.


Hábitat. El Tapaculo o gallito es una especie demersal que vive sobre los fondos blandos y profundos de la plataforma continental y del talud. Puede alcanzar los 800 m de profundidad, aunque lo más común es que se encuentren entre los 100 y 400 m. En determinadas ocasiones se comportan como pelágicos. Se reproduce en aguas profundas a finales del invierno desde marzo hasta junio.

 

Alimentación. El estuario del Guadalquivir ofrece una gran riqueza y diversidad biológica. El Tapaculo o Gallito se alimenta principalmente de pequeños peces, aunque también consumen cefalópodos (calamares) y crustáceos de pequeño porte que encuentra en su entorno, como camarones, quisquillas, gusanos de mar, moluscos, etc... Precisamente esta alimentación y las características de las aguas en las que se crían,  hacen que el producto tenga un sabor más intenso, que lo ha hecho famoso frente a los de otras zonas.

 

Extracción. Se utiliza principalmente el arte del trasmallo. Los puertos importantes en la extracción de esta especie dentro de la Reserva son Bonanza, en Sanlúcar, y Chipiona.

Se pesca todo el año, aunque es más abundante en las épocas de frio, entre noviembre y marzo, que es cuando mayor demanda existe de este pescado.


Comercialización y consumo. Su carne es excelente y muy apreciada. Se consume fresco. Este Gallito puede alcanzar precios muy altos en lonja.

Valor nutricional

Además de hacer las delicias de muchos paladares, no podemos dejar de hablar de sus excelencias en una dieta saludable. Cabe mencionar que al ser un pescado blanco contiene muy poca grasa en comparación con otras especies y es rico en aminoácidos. Contiene además una alta concentración de vitamina B3 y B9, así como de ácido fólico.

  • Agua: entre un 70-80% del peso del pescado es agua.

  • Proteínas: Aportan proteínas de alto valor biológico, necesarias para el correcto crecimiento y desarrollo. Contienen proteínas similares a las de la carne, siendo más digestivos que ésta por su bajo contenido conjuntivo.

  • Minerales: se destacan el calcio, magnesio, fósforo, potasio, sodio, zinc, yodo, hierro y cloro.

  • Vitaminas: las más abundantes son las del grupo B, y en menor cantidad Vitamina A y vitamina D.

  • Ácidos grasos poli insaturados: considerados muy saludables para nuestro organismo. Los llamados “ácidos grasos” nos ayudan a prevenir las enfermedades cardiovasculares.

  • Reducido valor energético: Tienen un bajo contenido en grasas por lo que aportan pocas calorías. Pueden incluirse en dietas indicadas para reducir peso.

     

Tipo

Por 100 G

Energía

91

Proteínas (gr)

18,8

Hidratos de Carbono (gr)

0

Fibra (gr)

0

Lípidos (gr)

1,19

Ácidos grasos saturados (gr)

3,3

Ácidos grasos monoinsaturados (gr)

3,9

Ácidos grasos poliinsaturados (gr)

6,1

Colesterol (mg)

622

Calcio (mg)

36

Hierro (mg)

0,36

Zinc (gr)

4

  •