Pes456


Salmonetes de playa

 

El “salmonete de playa” es otro de los pescados habituales en Cádiz. Muy apreciados por su sabor, intenso y singular; una auténtica delicia para los amantes del pescado.

De menor tamaño que los de roca y con poca espina, son ideales para freir. Un bocado exquisito.

Esta especie de salmonete se cría en el mar Atlántico, y se captura en una zona colindante con el Parque Natural de Doñana, una de las zonas de mayor diversidad biológica de Europa.  Su alimentación y las características de las aguas en las que se crían,  hacen que este producto tenga ese sabor tan peculiar.

 


Más detalles

 

Preparación

 

Generalmente se preparan fritos. Los más grandes se pueden preparar también a la plancha.

 

  • Para la fritura gaditana:

 

Para conseguir una buena fritura, recomendamos seguir los siguientes pasos:

 

Ingredientes: salmonetes de playa, sal, aceite para freír y harina de fritura.

 

  • Una vez eviscerados y escamados los lavamos bien y les añadimos sal al gusto.

     

  • En un sartén amplio ponemos aceite suficiente para que se sumerjan los salmonetes de playa. Esperamos a que el aceite esté bien caliente, sin que llegue a humear y, después de pasarlos por harina, los introducimos en pequeñas cantidades para que no baje la temperatura del aceite. Una vez cojan un aspecto dorado y firme los apartamos a una bandeja con papel absorbente.  

     

  • Servimos enseguida para que sostenga esa firmeza que conseguimos en la fritura.

 

 

 

Ficha Técnica

 

Salmonete de playa

DENOMINACIONES

Castellano 

SALMONETE DE PLAYA

Científica

MULLUS BARBATUS (LINNAEUS 1758).

Nombres locales

LOHITAKO BARBARINA (PAÍS VASCO), BARBO, SALMONETE DE FANGO (GALICIA Y CANTABRIA), SALMONETE DE PLAYA O DE FANGO, IGÜELO, CABRA (ANDALUCÍA), MIJAREO (ASTURIAS), MOLL DE FANG (LEVANTE Y CATALUÑA)

Inglés

RED MULLET

Francés

ROUGET-BARBET DE VASE

Alemán

ROTER

 

Características morfológicas. Se trata de un pez alargado, de cuerpo algo comprimido lateralmente. Las escamas son grandes y en número de 31-35 en la línea lateral. La cabeza es corta, presentando en su base un par de barbillones con múltiples células sensitivas que utilizan para rastrear el fondo arenoso o fangoso en busca de presas; una vez que los barbillones las detectan, las desentierran y comen. Algunos peces sabedores de las cualidades como "detectives" de los salmonetes nadan a su lado para aprovecharse de sus descubrimientos. La boca es corta y dispuesta de manera abrupta sobre la base de la cabeza. La mandíbula inferior posee una serie de dientes de pequeño tamaño ausentes en la mandíbula superior. La primera aleta dorsal presenta 7 u 8 espinas la primera de las cuales es de pequeño tamaño. La segunda aleta dorsal y la aleta anal presentan 1 espina y 7 radios blandos y 2 espinas y 6-7 radios blandos, respectivamente. La coloración en esta especie de salmonete es  rosa y sin manchas. La talla máxima alcanzada en este salmonete es de 30 cm siendo lo más habitual de 10 a 20 cm. Es un pez bastante lento que no suele superar los 20 km/hora.

Se le considera un pescado semigraso, conteniendo 4 grs. de grasa por cada 100 grs. de carne. Aunque no puede decirse que su aporte proteínico sea muy grande, sí podemos afirmar que las proteínas que contiene son de alto valor biológico.

 

Hábitat. El salmonete de playa se cría en costa Atlántica de Cádiz y Huelva en una zona colindante con el Parque Natural de Doñana, una de las zonas de mayor diversidad biológica de Europa.

Al salmonete de playa le gusta nadar por los fondos arenosos y llenos de fango, en aguas templadas, y a una profundidad de 10 a más de 500 m de profundidad, aunque es más abundante entre los 100 y 300 m.

Es gregario en su primer año de vida, viviendo aislado o formando pequeños grupos.

 

Alimentación. El estuario del Guadalquivir ofrece una gran riqueza y diversidad biológica. Aquí se alimenta de todo aquello que encuentran en los fondos marinos y que son capaces de asimilar, generalmente invertebrados (pequeños crustáceos, moluscos, poliquetos, equinodermos, etc). Precisamente esta alimentación y las características de las aguas en las que se crían,  hacen que el producto tenga un sabor más intenso, que lo ha hecho famoso frente a los de otras zonas.

 

Extracción. Se pesca con arrastre y con enmalle. Los puertos importantes en la extracción de esta especie dentro de la Reserva son Bonanza, en Sanlúcar, y Chipiona.

Se pesca todo el año, aunque el mayor número de capturas se da en los meses de septiembre a diciembre.


Comercialización y consumo. Los salmonetes acceden al mercado frescos y en menor medida congelados. No son objeto de transformación ni procesado de ningún tipo. Son especialmente apreciados en toda la costa mediterránea y en la costa sur de España. Su carne es fina y sabrosa.

 

520Valor nutricional

Además de hacer las delicias de muchos paladares, no podemos dejar de hablar de sus excelencias en una dieta saludable. Cabe mencionar su alto contenido en yodo, aportando mucha más cantidad de este mineral que la mayoría de especies. Entre sus propiedades encontramos las siguientes:

  • Agua: entre un 70-80% del peso del pescado es agua.

  • Proteínas: Aportan proteínas de alto valor biológico, necesarias para el correcto crecimiento y desarrollo. Contienen proteínas similares a las de la carne, siendo más digestivos que ésta por su bajo contenido conjuntivo.

  • Minerales: se destacan el calcio, magnesio, fósforo, potasio, sodio, zinc, yodo, hierro y cloro.

  • Vitaminas: las más abundantes son las del grupo B, y en menor cantidad Vitamina A y vitamina D.

  • Ácidos grasos poli insaturados: considerados muy saludables para nuestro organismo. Los llamados “ácidos grasos” nos ayudan a prevenir las enfermedades cardiovasculares.

  • Reducido valor energético: Tienen un bajo contenido en grasas por lo que aportan pocas calorías. Pueden incluirse en dietas indicadas para reducir peso.