Mol123


Cañaíllas de Cádiz

 

Las cañaíllas son unos moluscos muy sabrosos. En Cádiz es muy habitual su consumo como tapa o aperitivo.

Se toman tradicionalmente cocidas. Las podemos encontrar acompañadas de unas rodajitas de limón para, si gustamos, ponerles unas gotitas por encima.

Para comerlas, tenemos que retirar el opérculo, una pequeña protección que tiene el caracol y usar un palillo para extraerlo de su caparazón.

¡Explosión de mar! Toda una delicia que recomendamos a los más “marineros”.

 

Más detalles

 

Preparación

 

Las cañaíllas se toman tradicionalmente cocidas. Antes de la cocción, debes seguir unos consejos.

Es muy importante limpiar bien las cañaíllas. Los moluscos que viven enterrados en la arena o en el fango del fondo, como es el caso de la cañaílla, pueden tener algo de arenilla en su interior, babas o restos de algas.

Para limpiarlas, ponemos en un recipiente bastante agua fría con sal y las sumergimos un par de horas aproximadamente, de esta forma irán soltando la arenilla del interior. Si el agua se pone turbia, la iremos renovando las veces que haga falta.

Pasado este tiempo, escurrimos las cañaíllas y las vamos limpiando bajo el agua del grifo, frotándolas con las manos y eliminando cualquier resto que pueda quedar.

Ya limpias, nos preparamos para la cocción.

 

Para la cocción:

 

  • Preparamos una salmuera fría con agua, sal y hielo.

    En un recipiente grande ponemos agua fría, añadimos sal (la cantidad adecuada es 60 gr por litro de agua), removemos un poco para disolver la sal y añadimos bastante hielo. El agua debe estar helada.

    El agua helada cortará la cocción del marisco, hará que su carne esté más firme y tersa, será más fácil de extraer y  dará brillo al caparazón.

     

  • En una olla grande y a fuego fuerte, ponemos agua a hervir, sin añadir sal. Si gustas, puedes añadir al agua una hoja de laurel. Cuando el agua empiece a hervir fuerte, echamos las cañaíllas. Al echarlas al agua, el hervor se interrumpe por un tiempo. Cuando el agua vuelva a hervir, esperamos el tiempo de cocción según sea el tamaño de las cañaíllas (10 minutos si son pequeñas y 20 minutos si son grandes). 

     

  • Sacamos las cañaíllas del agua de cocción, las escurrimos y las echamos en la salmuera fría que teníamos preparada. Deben quedar sumergidas, por debajo del hielo. Dejamos en la salmuera unos 10 minutos. Tras este tiempo, las sacamos de la salmuera, dejando que escurran el agua sobrante.


En este punto, ya están listas para comer. Si no las vas a consumir en el momento, consérvalas en el frigorífico.

Si haces esto último, tápalas con un paño de cocina limpio y húmedo para una óptima conservación y sácalas del frigorífico unos 20 o 30 minutos antes de su consumo.

Ficha Técnica

Cañaílla

DENOMINACIONES

Castellano 

CAÑAÍLLA

Científica

BOLINUS BRANDARIS, LINNAEUS 1758.

Nombres locales

CARAGOL PUNXENC (LEVANTE), CARGOL DE PUNXES (CATALUÑA), CORNIÑO (GALICIA), MUREX ARANTZADUNA (PAÍS VASCO), MURICE (ISLAS CANARIAS)

Inglés

PURPLE DRY MUREX

Francés

ROCHER ÉPINEUX

Alemán

STACHELSCHNECKE


La cañaílla o cañadilla es un molusco gasterópodo, con una sola valva. Se trata de un tipo de caracol de mar con concha dormal y un pie ventral. Vive en aguas templadas, sobre las zonas del Mediterráneo y la zona oriental del Océano Atlántico. Una de las zonas españolas donde más arraigo hay de estos caracoles de mar es en Cádiz.

Estos moluscos físicamente suelen medir entre los 3 y 10 centímetros, no son especialmente grandes y pesan muy poco. Tiene una concha con dos partes bien diferenciadas, la parte de resguardo de forma redonda y con espinas y luego una parte alargada, como si de una cañería se tratase. La talla media está en los 8 centímetros. Las partes de la cañaílla son: el opérculo córneo, por donde asoma su cuerpo y se sirve para desplazarse por los fondos, las púas o espinas de defensas que tienen sobre la parte superior del caparazón, la espiral y la parte fina o tubo. Las cañaíllas tienen una especie de sifón por donde van filtrando y expulsando el agua de donde toman el oxígeno.

Las cañaíllas viven en los fondos arenosos y fangosos de los mares con aguas templadas, más bien aguas cálidas. Por esto, en España la zona de mayor explotación de este molusco univalvo es la costa de Andalucía y Murcia, donde la temperatura del agua es superior al resto de mares. Además, se trata de una especie que no suele habitar a más de 100 metros de profundidad y necesita fondos marinos detríticos. Se encuentran, habitualmente, posadas sobre rocas cubiertas de algas y especies vegetales marinas.

Se trata de un molusco que se alimenta de la carroña de los fondos y de otros moluscos, tanto bivalvos como gasterópodos. Es una especie depredadora, ataca a otras especies gracias a su rádula (como la boca), que es muy fuerte y potente ya que cuenta con unos dientes muy pequeños (dientes quitinosos) pero muy fuertes que consigue capturar especies más pequeñas.

La cañaílla se reproduce poniendo sus huevos en una especie de nidos de color blanco y tacto gelatinoso y esponjoso, que posa sobre zonas con algas. La época de reproducción de las cañaíllas es la primavera.

 

Características morfológicas. La cañaílla se caracteriza por tener una concha casi esférica, con un canal sifonal largo y recto como prolongación de la misma, que puede llegar a ocupar la mitad de la longitud total. Presenta espinas conspicuas dispuestas en hileras alrededor de la concha formando unas 6 vueltas, de las cuales, la última es mucho más ancha. La abertura de la concha se puede cerrar mediante un opérculo córneo. Su coloración varía entre marrón clara y amarillenta. La longitud máxima es de 9,2 cm y su diámetro de 6,6 cm, pero lo más común es una longitud de unos 8 cm.


Biología y Hábitat. Vive sobre fondos de arena y fango en la zona circa litoral, en aguas someras. Presentan sexos separados y la fecundación es interna. Son carnívoros, alimentándose sobre todo de otros moluscos.


Distribución geográfica. Común en todo el litoral andalúz, aunque se captura en mayor cantidad en el litoral suratlántico.


Extracción. Se pesca con zarcillos, busaneras o mantas, arrastre y enmalle. Las mayores capturas se dan en los meses de enero-febrero y junio-julio.


Comercialización y consumo. La cañaílla se comercializa exclusivamente en fresco o  cocida. La producción se mantiene más o menos estable durante todo el año, con los meses más fríos como los más productivos.

Andalucía tiene gran tradición en el consumo de esta especie, sobre todo en las costas gaditana y malagueña.

20.91Valor nutricional y propiedades de las cañaíllas

Las cañaíllas, como todos los moluscos, destacan por su grandísima cantidad de proteínas de alto valor biológico, aportando los aminoácidos esenciales a nuestro organismo (fenilalanina, leucina, lisina, isoleucina, metionina, treonina, triptófano y valina).

Gracias a su bajo contenido en grasas y su bajísimo aporte calórico, su consumo está especialmente recomendado como parte de una dieta baja en grasas, sana, saludable y equilibrada.

Vitaminas y minerales. Destacan las vitaminas A y las del complejo B; y en cuanto a los minerales, destacan especialmente el zinc, fósforo, hierro, yodo y potasio.

3 otros productos de la misma categoría: